Una de las cosas más importantes que usted puede hacer por sus dientes y encías es mantener una buena higiene bucal. Los dientes sanos no sólo le dan un buen aspecto a su persona y lo hacen sentirse bien, sino que le permiten hablar y comer apropiadamente. La buena salud bucal es importante para su bienestar general.

Mantenga una alimentación saludable.

Es importante tener una alimentación sana y balanceada, y más importante aún es controlar la frecuencia en el consumo de azúcares y carbohidratos.
Hay que evitar que los residuos de comida permanezcan por mucho tiempo en la boca, para evitar el riesgo de caries por incremento en los niveles de acidez.
Una dieta sana y equilibrada previene las caries y fomenta la remineralización de los dientes y encías saludables.

Un buen cepillado dental

Es primordial cepillarse los dientes después de cada comida. La mejor técnica de cepillado consiste en pequeños movimientos verticales desde la encía hacia la superficie del diente, sin descuidar ninguna de sus caras.
Hay que tener un especial cuidado con la zona donde el diente se une a la encía, ya que es lugar en el que se acumula la mayor parte de la placa bacteriana.

usar el hilo dental diariamente

El uso del hilo dental es un método efectivo para eliminar la placa bacteriana y para conseguir una buena higiene dental.

Para utilizar el hilo dental siga las siguientes instrucciones:
1. Corte aproximadamente 45 cm de hilo dental y enrolle la mayor parte en uno de los dedos medios. Enrolle el resto del hilo en el mismo dedo de la mano opuesta. En este dedo irá recogiendo el hilo dental a medida que lo vaya utilizando.
2. Mantenga estirado 2 a 3 centímetros de hilo entre los dedos. Use los dedos índices para guiar el hilo dental entre las superficies de contacto de los dientes inferiores.
3. Guíe suavemente el hilo dental entre los dientes usando un movimiento de "zig-zag". Introduzca cuidadosamente el hilo entre los dientes. Frote el hilo dental contra el diente para eliminar los restos de alimentos y de placa.
4. Repita estas operaciones con el resto de los dientes, utilizando un trozo limpio de hilo para cada uno de ellos.